Ya no aguantan la peste en la Zaragoza

*El dueño del viejo hotel Larry se dice influyente

Por. Edith Pacheco

Martínez de la Torre

Comerciantes del mercado Rosendo Topete Ibáñez piden a las autoridades sanitarias hagan algo para exigir a los dueños del edificio, antes (hotel Larry) que le den una lavada con cloro y jabón a su banqueta, ya que los olores a excremento y orines son insoportables.

Rocio del Carmen Robles, explico que esa acera ya es casa de indigentes, los cuales hacen sus necesidades fisiológicas por las noches, y al otro día, más cuando llueve y hace calor, el tufo llega hasta sus locales.

Dicen que ya se quejaron, pero que nadie hace nada para remediar este problema, ya que los dueños del edificio gritan a los cuatro vientos que están bien parados, y que nadie les puede hacer nada.

La entrevistada lamentó la situación de las personas que duermen en ese lugar, pero también las autoridades deben de hacer su trabajo, y ayudar a los menesterosos para que tengan un lugar seguro donde vivir de manera segura e higiénica.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.