Unidad de Inteligencia Financiera investiga en Veracruz a empresario ligado a socios de Javier Duarte

Este sábado se dio a conocer que el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, tendría lupa sobre un empresario ligado a socios del exgobernador veracruzano Javier Duarte, llamado Moisés Cosío Espinosa –empresario, productor de cine, coleccionista de arte contemporáneo y miembro del patronato del Museo Tamayo y MUAC– sobre quien pesarían sospechas de presunta evasión al fisco.

De acuerdo con el periodista Víctor Sánchez Baños, autor de la columna «Estado por Estado» que se publica en el diario nacional El Heraldo de México, el magnate estaría siendo investigado por la UIF: «Santiago Nieto, el zar antilavado de dinero, revisa operaciones del empresario Moisés Cosío Espinosa, en la entidad que gobierna Cuitláhuac García. Aunque muchos de sus bienes inmuebles fueron heredados, otros no tienen antecedentes fiscales comprobables. Hay un entramado para evadir al fisco en inversiones y otros inmuebles en Estados Unidos. Las pesquisas continúan, aquí.».

Con base en una investigación periodística del mismo autor, se sabe también que en el escritorio de Santiago Nieto se analiza la compra, hace unos meses, de una participación importante de Investa Bank a través de Accendo Holdings.

«Está abierto un canal de información entre la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que encabeza Juan Pablo Graf, y el SAT, de Raquel Buenrostro. Se evadieron varios millones de dólares», detalla.

«Al Banco de México, se reportó un patrimonio muy inferior a su valor real. Hay evidencia contundente de que su aportación a Accendo fue muy por encima de lo que declaró en su relación patrimonial el beneficiario de esa operación, Moisés Cosío Espinosa, heredero de la fortuna estimada en unos 700 millones de dólares de su padre Moisés Cosío Ariño, quien falleció en 1997».

Y es de acuerdo a lo que trasciende en el mundo financiero, desde que Moisés Cosío heredó una fortuna de su padre, ha ido de negocio en negocio, pasando por banquero y llegando a ser coleccionista de arte y filántropo.

A través de su fundación Alumnos 47, adquiere millonarias obras de arte contemporáneo. También es accionista mayoritario de la tienda en línea Kichink; y llegó a comprar el equipo de básquetbol Capitanes de la Ciudad de México, supuestamente mediante el fondeo de una de sus múltiples compañías en el extranjero para el lavado de dinero en forma desapercibida.

«Otra más. El negocio de taxímetros digitales y tabletas en la capital del país cuya concesión estuvo plagada de irregularidades, también es de Cosío de la mano de Iñaki Negrete González, identificado como socio del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, y Santiago León Aveleyra. La concesión finalmente fue anulada por el gobierno capitalino», detalla el periodista Víctor Sánchez.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.