Un asteroide de más de 300 metros entrará en la órbita de la Tierra el 11 de diciembre

La NASA ha advertido que un cuerpo celeste gigante, que supera en dimensiones a la Torre Eiffel, entrará en la órbita de nuestro planeta en algo más de una semana. Bajo el nombre de asteroide 4660 Nereus, mide más 300 metros de largo y se acercará en un radio de seis millones de kilómetros el sábado 11 de diciembre.

La distancia de separación entre ambos sitúa al Nereus en la categoría de ‘potencialmente peligroso’. Sin embargo, la agencia aeroespacial estadounidense ha indicado que no hay por qué alarmarse, ya que desestima que el asteroide impacte en el comúnmente denominado planeta azul.

Al parecer, el cuerpo celeste debería pasar por delante de la Tierra a más de 23.600 kilómetros por hora y se mantendría a aproximadamente 3,8 millones de kilómetros de nosotros, tal y como recoge New York Post. Esta distancia supera en diez veces la que separa a la Tierra de la Luna.

 

Pruebas en otros cuerpos celestes

Aunque aparentemente resulta lejano, la NASA considera que cualquier objeto que pase a menos de 193 kilómetros es considerado cercano a la Tierra. La agencia gubernamental dispone de una lista en la que recopila estos cuerpos celestes que actualiza constantemente. Asimismo, las organizaciones espaciales catalogan de ‘potencialmente peligroso’ aquel que se aproxime a unos 6 millones de kilómetros.

 

La astrónoma Eleanor Helin vio por primera vez el asteroide 4660 Nereus en 1982, el cual pasa cerca de la Tierra con bastante frecuencia. Tanto la NASA como la agencia japonesa JAXA han estimado la posibilidad de desviarlo de su trayectoria. Esta valoración se debe a que un pequeño cambio en su ‘camino’ supondría un desastre para nuestro planeta. De momento, se están haciendo pruebas de redirección con el 25143 Itokawa.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.