Tu TV, el único espacio que Apple no ha podido conquistar, pero va por él

Apple es la firma que más tablets vende en el mundo, es la mayor relojera del planeta, la empresa que más audífonos comercializa y una de las tres más grandes de teléfonos inteligentes. Pero existe un sector que Apple no ha logrado dominar: tu televisor; sin embargo, con dispositivos como el Apple TV 4K HDR y su creciente inversión en sus plataformas de videojuegos Apple Arcade y streaming Apple TV+, la empresa busca cambiar eso.

Si bien la empresa de Cupertino, California, ha logrado entrar y competir en mercados de entretenimiento como la música con servicios como iTunes y Apple Music (plataforma que ya cuenta con 72 millones de suscriptores), a la compañía le ha costado trabajo ganarse una posición como una pieza clave en las salas o estancias de usuarios alrededor del planeta.

Y vaya que la firma lo ha intentado. Desde 2006, cuando la firma presentó un dispositivo conocido como Apple TV, con el cual comenzó a incursionar con la posibilidad de conectar los servicios y productos que vendía (películas, series, podcasts y música), así como el contenido multimedia (fotos y videos) que los usuarios tienen en sus computadoras o iPhones directamente a los televisores de usuarios de todo el planeta.

A lo largo de los siguientes 15 años, Apple ha liberado seis generaciones de su dispositivo, el más reciente el Apple TV 4K HDR, un pequeña caja negra que busca convertir los televisores de los usuarios en sistema de reproducción de prácticamente cualquier contenido de entretenimiento multimedia.

Sin embargo, datos de la firma de consultoría Strategy Analytics, dicen que al 2020 solo en Estados Unidos, Apple cuenta con apenas 28.3 millones de Apple TV activos, aunque el número no suena nada menor es poco más de la mitad del mercado que controla Roku en el país con cerca de 50 millones de unidades funcionales.

E incluso Roku y Amazon con su Fire TV, los dos productos que más competencia representan al Apple TV, son jugadores menores en el mercado, pues de acuerdo con el análisis de Strategy Analytics Roku OS y Fire OS controlan alrededor de 5% cada uno de participación de mercado, mientras que Apple ocupa alguno de los últimos lugares con el 4% de control del sector.

Con cierta obviedad, los líderes del sector, son las marcas de televisiones que en los últimos cinco años han invertido millones de dólares para diferenciar su oferta no sólo por la calidad de su imagen, sino por la cantidad de servicios, aplicaciones o funciones que pueden correr su televisión.

“La población mundial de dispositivos de transmisión de TV y video ha superado los 1,100 millones. Samsung es la marca líder, con el 14% de los dispositivos en uso, seguida de Sony (12%), LG (8%), Hisense ( 5%), TCL (5%) y Amazon (5%)”, dice David Mercer, vicepresidente de Medios y Hogar Inteligente de Strategy Analytics.

Aunque Apple no fabrica o tiene planes de lanzar un televisor al mercado, la empresa de la manzana busca ganar terreno con las nuevas versiones de Apple TV al presentarlo como algo más que un plataforma para reproducir contenidos de plataformas de streaming como Netflix, Amazon Prime Video o HBO.

Junto a la integración de los servicios de streaming. Apple busca impulsar dispositivos como el Apple TV 4 HDR para reforzar su expansión al mundo del gaming y su servicio Apple Arcade.

Lanzado en 2019, el servicio de suscripción de 5 dólares permite a los usuarios jugar más de 100 videojuegos completos de forma gratuita a través de iPhone, iPad o Apple TV. Aunque la firma de la manzana nunca ha revelado cifras específicas, un análisis de The Gamer, estima que el servicio de Arcade cerró 2020 con alrededor de 12 millones de usuarios.

El Apple TV permite al usuarios conectar controles de consolas de videojuegos o similares al dispositivo para jugar en un formato de pantalla mucho más grande que la pantalla de un iPhone o incluso en un formato más social, dándole la posibilidad de competir un poco más cerca contra los dueños del sector Nintendo, Sony PlayStation y Microsoft Xbox.

Algo que no sólo Apple está intentando hacer, pues firmas como Google con Stadia y Amazon con Luna ya han lanzado o planean lanzar servicios o plataformas de acceso a videojuegos para consumirse en formatos de pantallas más grandes

Para la firma de la manzana el sector ya representa una mina de oro. De acuerdo con Sensor Tower, la App Store de Apple facturó en 2020 cerca de 72,000 millones de dólares, de esos 47,000 millones provienen de ingresos generados por la venta o gasto en videojuegos dentro de la App Store.

Al estar equipado con el mismo procesador que el iPhone 12, el Apple TV 4K HDR promete ser capaz de reproducir juegos con una calidad gráfica similar a la de algunas consolas actuales en el mercado.

Gamer por un lado, bingers por otro

Como parte de su plan para ganarse un espacio en el televisor de los usuarios, la firma también busca construir un brazo de producción de contenidos similar al de Netflix, Amazon y HBO.

Anunciado en 2019, Apple TV+ fue presentado de la mano de figuras internacionales como Oprah Winfrey y Steve Spielberg. La firma incursionó como productora de contenidos con series The Morning Show, Servant, Mystic Quest y Ted Lasso.

Y aunque la firma está lejos del volumen de producción de firmas como Netflix o HBO, Apple podría tener una ventaja particular sobre el resto de sus competidores: dinero.

Ted Lasso, de Apple TV+, se ha convertido en reflejo del potencial de la plataforma de streaming de la manzana.
La compañía no sólo es la empresa más valiosa del planeta, con una valoración superior a los 2 billones de dólares, sino que también tiene uno de los flujos de efectivo más grande del mundo por alrededor de 195,000 millones de dólares.

Ventaja que ya ha comenzado a verse, cuando a finales de abril pasado, la compañía anunció un compromiso de inversión en Estados Unidos por 436,000 millones de dólares para crear cerca de 20,000 empleos en ese país durante los siguientes cinco años.

Aunque el capital impactará desde empleos de ingeniería en tecnologías como 5G, inteligencia artificial, hasta la construcción de nuevas fábricas con manufactura avanzada, la compañía sí especificó en el anuncio que Apple TV+ será uno de los beneficiados.

“Los 430,000 millones de dólares en contribuciones de Apple a la economía de EU Incluyen gastos directos con proveedores estadounidenses, inversiones en centros de datos, gastos de capital. Y otros gastos nacionales, incluidas docenas de producciones de Apple TV + en 20 estados, que crearán miles de empleos y respaldan la industria creativa”, dijo la compañía.

Apple aún está lejos de acercarse al éxito que han adquirido con su propio contado empresas como Netflix, que recientemente anunció sus planes para tratar de entrar al mundo de los videojuegos; sin embargo, el contenido de la empresa ya ha comenzado a generar tracción.

La empresa de la manzana obtuvo 35 nominaciones de los premio Emmy y se llevó el récord a la serie de comedia más nominada del año, Ted Lasso, cuya segunda temporada arranca esta misma semana y que acompaña el lanzamiento del Apple TV 4K en países como México.

Aunque la plataforma de streaming de Apple no es exclusiva de sus productos, el aumento en cantidad y calidad del contenido original permite a la compañía posicionar mejor la venta de dispositivos como el Apple TV, pues serán en ellos donde la compañía buscará presumir que corren con la mejor experiencia visual y auditiva.

“A medida que las plataformas tradicionales de televisión y video continúan en declive, la transmisión de TV representa el futuro de la televisión y el video. Durante la próxima década, más o menos, esperamos que la transmisión por internet domine el consumo de contenido de televisión y video en gran parte del mundo”, dice Mercer de Strategy Analytics y agrega que los el mercado aún “está en sus primeras etapas para definir a las plataformas que dominarán el ecosistema durante muchos años”.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.