¿Sabias que? las ranas respiran de doble manera.

Los animales que llamamos anfibios, entre los que se incluyen sapos y ranas, respiran de dos formas: A través de la piel y mediante pulmones.

 

Cuando se encuentran fuera del agua emplean los pulmones mientras que cuando se sumergen respiran a través de la piel. Pero no todas las ranas y sapos lo hacen por igual.

Los sapos tienen la piel más gruesa y más impermeable que las ranas, y gracias a eso pueden vivir en lugares más secos.

 

El problema es que cuanto más dura e impermeable es la piel menos vale para respirar, así que más necesitan emplear los pulmones.

 

Por eso un sapo respira más por los pulmones que por la piel, e incluso puede morirse ahogado en el agua.

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.