Presidente de EU es inepto, débil y vive aterrado: Sobrina de Donald Trump

Entre los libros que se han escrito sobre el gobierno de Donald Trump, uno de los que más polémica ha causado es uno escrito por su sobrina Mary L. Trump, “Siempre demasiado y nunca suficiente: Cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo”.

El libro fue publicado recientemente y llegó a las librerías mexicanas la semana pasada para desnudar las interioridades de la disfuncional familia del mandatario estadounidense y cómo la toxicidad que imperaba formó el carácter que ha mostrado su tío al frente de la Casa Blanca.

En la primera fase del libro dice que le gustaba su apellido, aunque esto cambió con el tiempo, sobre todo cuando le preguntan si tiene relación con el Jefe de la Casa Blanca, su tío.

“La mayor parte de mi infancia no pensé en eso porque es como me llamaban mis amigos, ‘Trump’; no estaba asociado con nada. Fue un poco estremecedor cuando (en la universidad) desconocidos empezaron a preguntarme si tenía relación… Asumir implícitamente que sabía de quién estaban hablando era interesante. (…) Decía que no, por razones obvias, para que la gente no se volviera rara y asumiera cosas sobre mí que me incomodaran. Decía que no el 99.999% de las veces (…) Mi experiencia ha sido diferente tras la elección: fue traumático escuchar mi nombre. Primero por lo que representa ahora en el mundo, pero también porque escucho mi nombre una docena de veces al día: no importa dónde esté, es ineludible.

Mary L. Trump dice no arrepentirse de haber escrito este libro, que estaba planeado para salir a la luz hace cuatro años.

Cuestionada sobre si se arrepiente de ello, dijo:

“No. No creo que hubiera cambiado nada. Creo que tomaron la decisión por mí, en el sentido de que la situación era tal en el país que Donald se escabullía de absolutamente todo. Y yo no tenía pruebas de nada de lo que había hecho. Honestamente, las cosas que podría haber dicho de él, en el contexto de una elección, era muy diferente a la de ahora, tras tres años y medio de su administración. Habría hablado de su carácter y su incapacidad sicológica, pero nada iba a ser peor que su admisión de que había asaltado sexualmente a mujeres, los insultos a héroes de guerra, denigrar a familias que perdieron su hijo en Irak, la burla a un reportero discapacitado…”

Sobre Donald Trump, la autora del libro considera que ahora la gente ha visto “el daño que ha hecho su ineptitud, su impulsividad, su ignorancia y su crueldad”.

“Tenemos evidencia de las cosas espantosas que han ocurrido directamente por él. Además, la investigación de The New York Times sobre las finanzas de mi familia, de la que fui una de las fuentes, reveló indignantes malas praxis de miembros de mi familia. Siento que tengo evidencias sólidas y no estoy hablando a destiempo”, agrega.

De acuerdo con lo que publica El Universal, a Mary L. Trump dijo que no cree que no cree que su tío haya ganado las elecciones presidenciales de manera legítima.

“No creo que ganara las elecciones de forma legítima, (…) no le voy a dar el honor porque en mi opinión no lo merece.”

Y es que en el libro el nombre de su tío es imposible que aparezca cerca de la palabra presidente.

Al ser cuestionada sobre si considera que Donald Trump gestiona la Casa Blanca con las mismas tácticas que su abuelo, dijo:

“Sí y no. En parte es el mismo modelo, pero mi abuelo tenía un mundo más pequeño: su familia y su negocio. Era un hombre provinciano; necesitaba controlar menos gente. Por mucho que pueda decir de él, era un hombre competente, podía gestionar a la gente.”

Añade que “Donald no es competente ni puede manejar gente. La empresa de mi abuelo funcionaba como una máquina bien engrasada y Donald no puede con el Despacho Oval, que quizá es la oficina más microgestionada de la historia, con mecanismos establecidos desde hace dos siglos. Y los ha desmantelado: es algo como una batalla campal caótica. Pero sí, indudablemente usa amenazas e intimidación, abuso y probablemente castiga a quienes le dicen la verdad, destroza a quienes no le siguen al pie de la letra…”

Señala, incluso, que el mandatario estadounidense es racista, poco preparado, misógino, sexista, incapaz, mentiroso, incompetente, débil, y que vive aterrado.

“En un nivel profundo, sabe que nunca ha sido legítimo. Sabe que no ha conseguido nada, que no es exitoso, que no es fuerte… y está aterrorizado por dos cosas. Una es que la gente, incluido él mismo, descubra la verdad sobre él: gasta una cantidad enorme de energía para asegurarse de que eso no ocurra. La otra es que sigue aterrado por mi abuelo, quien castigaba la debilidad con el castigo más severo —de hecho, desmanteló a mi padre porque no creía que era el tipo correcto de persona—. Cuando escuchamos a Donald hablar con su hiperbólica autoestima de lo magnífico que es, está hablando a una audiencia de una persona: mi abuelo. Está tratando de convencerlo de que no le mate.”

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.