México y EU se comprometen a reducir la contaminación del Río Tijuana

Autoridades de México y Estados Unidos se reunieron para reafirmar su compromiso compartido de actuar coordinadamente para encontrar una solución a la contaminación del Río Tijuana, que fluye desde México y desemboca en las playas estadounidenses.

“Las delegaciones de México y Estados Unidos acordaron seguir coordinando proyectos y fuentes de financiamiento destinados a la recolección de aguas residuales en Tijuana“, puntualizaron en un pronunciamiento conjunto representantes de ambos países luego de una reunión bilateral realizada ayer.

Ambos países acordaron que reducir los flujos de contaminación transfronterizos en el Río Tijuana, las barrancas y la costa “son de alta prioridad para ambos países y que se continuará el trabajo conjunto a fin de reducir niveles de contaminación“.

Además, hablaron sobre los planes para la próxima inversión de 300 millones de dólares que destinará la EPA para reducir los flujos de aguas residuales transfronterizos en el Río Tijuana y a lo largo de la costa del Pacífico, como parte de un plan integral anunciado el 8 de noviembre pasado.

 

El proyecto se centra en instalar un sistema de bombeo en el Río Tijuana, al norte de la frontera entre México y Estados Unidos, para succionar los flujos contaminados del canal antes de que puedan ensuciar las costas de San Diego, California.

 

El plan también incluye mejoras en una instalación de tratamiento operada por México en la parte sur del río, y la construcción de la planta San Antonio de los Buenos en Tijuana.

El encuentro estuvo encabezado por el administrador de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), Michael S. Regan, el embajador estadounidense Ken Salazar y jefe de Unidad para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velasco Álvarez.

 

También estuvieron presentes los representantes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Los flujos recurrentes de contaminación han creado un problema ambiental. Virus y bacterias han sido detectados en la zona de oleaje del Río Tijuana, causando el cierre de las playas de la ciudad de Imperial Beach por largas temporadas.

 

De 2008 a 2018, las playas de esa ciudad estuvieron cerradas un total de 1.600 días, equivalente a casi cuatro años y medio, por los altos niveles de contaminación del agua. Este 2021, la costa sur de Imperial Beach ha estado cerrada durante 218 días debido a la contaminación que deja el río.

 

Desde 1993, la ciudad de San Diego declaró un estado de emergencia continuo por este problema.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.