Medidas contra epidemias son las mismas desde la Edad Media

Las medidas para prevenir los contagios y la diseminación de epidemias son prácticamente las mismas, al menos en Occidente, desde la Edad Media hasta nuestros días, según el historiador Antonio Molero Sañudo.

“El llamado a refugiarse en casa no es nuevo, como tampoco las recomendaciones de evitar estar en lugares concurridos, lavarse las manos de manera frecuente, desinfectar la ropa y ventilar espacios cerrados como las casas habitación”, afirma.

 

“Existen escritos y tratados antiguos que así lo documentan, como el Regiment de preservació de la pestilencia, realizado en Lérida, en 1348, por el médico y escritor catalán Jaume d’Agramunt y en el que plantea la necesidad de prepararse ante la llegada de la peste y acabaría con un tercio de los habitantes de esa ciudad, a pesar de las medidas propuestas por él”.

 

El especialista español hizo la investigación documental para la serie audiovisual Quédate en casa a través de los siglos, producida con el apoyo del área de Ciencias y Artes para el Diseño (CyAD) de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Azcapotzalco, la cual comenzó a transmitirse desde hace hace tres semanas en Youtube.

 

El proyecto está dirigido a documentar las acciones y medidas de salud, higiene y políticas públicas ante epidemias ocurridas en México desde el siglo XVI hasta el XX, explica en entrevista el doctor en Historia del arte por la Universidad Complutense, en Madrid.

 

Consta, en principio, de 10 cápsulas de tres minutos en las cuales se abordarán temas como las más graves epidemias en la historia nacional, formas de contagio, la importancia de la pureza del agua y el aire, el manejo de la basura y la limpieza y medidas de higiene en casa y en las calles, señala.

 

Uno de los propósitos de esta iniciativa –en cuya realización colabora Adriana Dávila Ulloa, coordinadora de CyADTV–, es mostrar cómo los datos registrados en documentos antiguos, actas y libros hechos a partir de problemas públicos de salud guardan similitudes con las circunstancias que ahora se viven.

 

Para este trabajo, Antonio Molero recurrió a los archivos General de la Nación (AGN) y el municipal de Puebla, de México, además del General de Indias, en Sevilla, España.

 

A su decir, la primera epidemia documentada de lo que hoy es territorio nacional ocurrió con la llegada de los conquistadores, al darse brotes muy fuertes de diferentes enfermedades entre las décadas de 1520 y 1530.

 

Es muy difícil determinar qué tipo de males eran, dice, porque los documentos del siglo XVI sólo se habla de “pestilencia”, término que englobaba al sarampión, viruelas, influenza e incluso a la peste negra, aunque destaca que la que más muertos causó y asoló inicialmente a todo el Caribe y luego pasó al continente fue la viruela.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.