Me contagié haciendo lo que amo, lo haría de nuevo: médico brasileño que murió por COVID-19

El mensaje de un médico brasileño se ha viralizado desde hace unos días, pues a sus 32 años murió por COVID-19, pero las conmovedoras frases que dejó han hecho mella en la sociedad.

Lucas Augusto Pires, neurocirujano de 32 años, se contagió de coronavirus trabajando en el Instituto de Saúde Bom Jesus, de Ivaiporã, por ser parte de la primera línea de combate contra el virus.

Pires fue internado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Maringá, en el estado de Paraná, el pasado 27 de julio, y poco antes de partir el padre de dos niñas pequeñas dejó una conmovedora carta de despedida.

“Estoy yendo en este momento a la UTI debido al empeoramiento de mi cuadro por covid-19. Estaré incomunicado, pero desde ya agradezco a los amigos por sus oraciones. Me contagié haciendo lo que amo, cuidando de mis pacientes con amor y dedicación. Lo haría de nuevo. Sé que mi Dios está sobre todas las cosas, que sus caminos y propósitos son siempre justos y perfectos y que al final todo contribuye en conjunto para el bien de aquellos que aman a Dios, de aquellos que son llamados según su propósito. Romanos 8:28. Amén”, expresó.

Su salud empeoró y murió el 8 de agosto.

“Estábamos seguros de que no tendría complicaciones. Tenía solo 32 años, no tenía antecedentes, solo un poco de sobrepeso, pero no era obeso. Poco a poco la situación empeoró”, explicó Gabriela, la hermana del médico. “Tenía toda la vida por delante”, añadió.

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.