López-Gatell repudia ataques a médicos y enfermeras

* Hizo un llamado a la solidaridad y a la protección de trabajadores de salud desde el Estado

 

 

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló que los ataques al personal de salud nos preocupan profundamente, porque es verdaderamente indignante, insólito, muy alarmante que haya personas que estén canalizando distintos sentimientos muy básicos, como el temor y quizá sentimientos de enojo, hacia el personal que les protege.

 

 

En conferencia de prensa en Palacio Nacional sobre el avance del Covid-19 en México, convocó a los gobernadores a fortalecer las acciones para garantizar la suspensión de actividades no esenciales, debido a que éstas, fuera del receso de clases, “no se han ejecutado de manera consistente, no se están respetando del todo (…) conocemos que todavía, particularmente en la zona norte del país, siguen activas muchas plantas maquiladoras, y corresponde a la entidad garantizar que se cumplan las disposiciones generales del Consejo de Salubridad General, que es la autoridad sanitaria nacional, y del secretario de Salud”.

 

En cuanto a los ataques contra enfermeras y médicos, destacó que la persona que haya perpetrado cualquiera de esas agresiones perfectamente puede ser el próximo ciudadano que padezca la enfermedad o que tenga un familiar directo con el virus, por lo cual hizo un llamado a la solidaridad y a la protección de trabajadores de salud desde el Estado, pero también desde la sociedad, pues descartó que exista algún plan de militarizar el país o de desplegar a la Guardia Nacional afuera de los hospitales.

 

López-Gatell resaltó que a diferencia de la fase dos de la contingencia sanitaria, donde la acción más relevante fue aplicar las medidas masivas de sana distancia, lo que implicó que millones de personas salieran de la vía pública, advirtió que en la fase tres la escena más importante es el hospital, pues operarán en situaciones extraordinarias, habrá un crecimiento acelerado de casos y muy tristemente, muertes.

 

Indicó la relevancia de coordinar la reconversión hospitalaria con las autoridades de Salud de todo el país, con el fin de revisar tanto la capacidad como las condiciones en que se encuentran las instalaciones. Citó como ejemplo que las áreas de terapia intensiva tendrán una elevada demanda que requiere garantizar un adecuado suministro de oxígeno para operar los respiradores, pero también del cableado eléctrico y sus conexiones, las cuales deberán soportar decenas de equipos entre monitores, bombas y pantallas, por cada paciente.

 

En cuanto al avance de casos positivos en el país, José Luis Alomía, director general de Epidemiología, indicó que por cuarto día consecutivo se observa una tendencia estable en la curva epidémica de casos acumulados, mientras la tasa de mortalidad se mantiene en 0.21 por ciento por cada 100 mil habitantes.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.