Llegó a los 109 años ante pandemia de COVID-19

*Es teziuteco

 

Puebla

Por. Guillermo Mundo

nota y fotografía de El Sol de Puebla

 

En perfecto estado de salud, el pasado 7 de mayo Francisco Juárez Iglesias cumplió 109 años de vida, convirtiéndose de esta forma, en la persona más longeva de este municipio, hecho que fue celebrado a la distancia por familiares, amigos e incluso autoridades, al ser una de las personas más estimadas de la demarcación y que es además ejemplo para las nuevas generaciones.

De acuerdo a datos aportados por familiares, Don Francisco Juárez nació en Teziutlán el 7 de mayo de 1911, sus padres fueron Francisco Juárez Velasco y Josefa Iglesias Barrientos, huérfano de madre en 1917 y un año más tarde falleció su padre, siendo criado por sus tías Concepción y Esther de apellido Iglesias, personas muy respetables en la sociedad teziuteca del siglo XX.

Inició sus estudios en el liceo Teziuteco del profesor Antonio Quirarte, donde cursó hasta el quinto grado de primaria, para luego continuar sus estudios en la ciudad de México; al término de la secundaria regresó a Teziutlán, donde inició su vida laboral en una tienda de abarrotes del antes conocido Don Miguel Barrientos trabajando una larga temporada y conociendo los aspectos más importantes de este negocio.

Posteriormente tuvo la oportunidad de laborar en las oficinas de hacienda federal, donde conoció el funcionamiento de la oficina del “timbre”, en cuya época esta área recibía los impuestos de la población, luego laboró en la ciudad de Puebla en una fábrica de calcetines, donde de igual manera tuvo un buen desempeño, reconociéndose su ética profesional y versatilidad, al siempre demostrar sus ganas de trabajar.

Más tarde, Francisco Juárez Iglesias, emprendió un comercio consistente en una pequeña dulcería dentro de su hogar, a la que llamo “Dulcelandia”, la cual mantiene desde hace 70 años, y que trabaja con sus siete hijos y su esposa Dulce María Valdez, con quien contrajo matrimonio en el año de 1950, siendo reconocido como un hombre trabajador y un ejemplo de vida, trasmitiendo sus buenos valores de generación en generación, lo que le ha valido, para ser una persona apreciable en todos los ámbitos.

Por este motivo, el pasado 30 de enero el Ayuntamiento de Teziutlán en sesión extraordinaria de Cabildo, le entrego un reconocimiento por su trayectoria, nombrándolo como “Ciudadano Distinguido”, recibiendo de manos del alcalde Carlos Peredo Grau dicha distinción, señalando que “Don Paco” como muchos le conocen, “ha llevado una vida muy longeva y fructífera siendo hoy en día el teziuteco con más edad en nuestra ciudad”.

Así mismo, fue reconocido su matrimonio como un ejemplo para todos, lo que resulta un privilegio contar con una familia de este tipo, por lo que ante un acontecimiento de esta magnitud, enviaron una felicitación y un reconocimiento por el trabajo y logros alcanzados a lo largo de su vida, recalcando los valores y el aprecio que muchas personas en la población le tienen por esa calidad de ser humano que ha ejercido siempre.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.