Laboratorios y farmacias, saturados por pruebas Covid-19

Matilde Fernández lleva la voz ronca, se toca la cabeza cada vez que tose, y aunque hace el esfuerzo por contener el espasmo, finalmente su garganta no aguanta más y expira las partículas de saliva que quedan atrapadas en los dos cubrebocas que lleva puestos.

 

Es una mujer de aproximadamente 30 años, y está recargada en la pared de la calle H. Colegio Militar esquina con Manuel Ávila Camacho de esta ciudad; ahí permanece sin ganas de estar parada.

Uno de sus familiares, la espera sentado en la banqueta del otro lado, y refiere que desde hace cinco días Matilde comenzó con dolor de garganta, de cabeza y cansancio, pero en un primer momento creyeron que se trataría de un resfriado a causa de los cambios en el estado del tiempo.

 

Su esposo que la acompañó, Rogelio Sánchez explica “Hubo días de calor y tomamos frío, cuando ella empezó con dolor de garganta pensamos fue porque tomamos líquidos fríos y estábamos asoleados, pero ya lleva dos días con tos, mejor venimos a que se hiciera la prueba, a ver qué sale”.

 

Cuando las personas hacían fila en la banqueta de la avenida Ávila Camacho y hasta la calle H. Colegio Militar, uno de los empleados del laboratorio Salud Digna salió del edificio con colores grises y verdes para darles instrucciones a las personas.

Si llegan más pacientes que quieren exámenes y sin ficha, díganles que ya no hay más lugares; si llegan pacientes sin fichas, ya no hay lugares, ya dimos todos los lugares” afirmó.

 

El empleado vestido con bata blanca explicó que a diario conceden 130 lugares para que las personas acudan a hacerse el examen, y éste jueves se terminaron a las 12:00 horas.

 

El esposo de Matiana explicó que pagaron 260 pesos al laboratorio particular para que le hicieran la prueba del coronavirus, y esperaron dos días para poder ingresar alcanzar un lugar en la página web de Salud Digna.

 

¿Cuánto cuesta una prueba Covid-19?

Con la presencia de la cuarta ola de contagios por covid-19 en Veracruz, especialistas advierten que es imprescindible que quienes tengan síntomas se realicen una prueba para saber si presentan esta enfermedad, aunque señalan que no cualquiera es la adecuada.

 

Entrevistados de manera independiente, médicos señalaron que en laboratorios y consultorios de Veracruz se reciben hasta 8 veces más pacientes que durante diciembre pasado, lo cual muestra el aumento en los contagios.

 

Con costos que van desde los 260 hasta los 3 mil pesos, las pruebas de antígenos y la de PCR son las opciones para quienes desean saber si contrajeron la enfermedad; sin embargo, la diferencia entre el costo de una y otra provoca que la mayoría opte por la prueba de antígenos, que dependiendo de su marca y el día en que se realice puede generar “falsos negativos”; esto es, que aún teniendo la enfermedad la prueba marque negativo.

 

Las pruebas de antígenos en Xalapa tiene costo de entre 260 pesos a los 600 dependiendo el laboratorio; los resultados se entregan el mismo día en lapsos de entre 2 a 3 horas, pero su sensibilidad para detectar la enfermedad es menor, especialmente en los casos de la variante ómicron, como explica el doctor Rafael Guerrero García, de Laboratorios Guerrero.

 

“En cuanto aparecen los síntomas es muy probable que aparezca positiva, les estamos recomendando que si aparecen los síntomas se espera un día más para hacerse la prueba de antígenos y tener una mayor certeza y no realizarla en farmacias o con muchos charlatanes porque hacen las pruebas sin tener la experiencia o los medios adecuados, y la sensibilidad de las pruebas baja a 50 por ciento”.

 

El galeno precisó que en condiciones idóneas, en un laboratorio estas pruebas tienen una sensibilidad de alrededor del 97 por ciento en antígeno y de hasta el 99 por ciento en PCR. Por ello en este laboratorio el costo de la prueba rápida es de 900 pesos y de PCR de 2 mil 100.

 

En el laboratorio de Salud Digna, uno de los más económicos y más usados por la población, ha registrado desde hace una semana el incremento en la demanda de sus servicios de prueba de antígenos, que analiza la proteína nucleocápside, una de las estructuras que componen el covid-19.

 

En este sitio el costo es de 260 pesos con resultados en dos horas, pero con filas que en ocasiones son de hasta una hora de espera; en Farmacias del Ahorro el costo es de 346.84 pesos, y de la misma forma que en Salud Digna se guían por un modelo de citas o bien acudir a hacer fila. En este caso incluso se ofrecen promociones a quienes realicen cuatro pruebas, ya que la quinta es gratis.

 

En el caso de El Chopo la prueba de antígenos tiene un costo de 599 pesos si se adquiere en línea y posteriormente se acude al laboratorio o bien de 748.75 pesos si se acude a las sucursales.

 

Por el contrario, la prueba PCR, que busca material genético del coronavirus, tiene costos que van desde los 950 hasta los 3 mil pesos, dependiendo el laboratorio, pero su sensibilidad para detectar la enfermedad es de hasta el 99 por ciento.

 

En los Laboratorios Guerrero en Xalapa el costo de esta puebla es de 2 mil 100 pesos con resultados el mismo día, mientras que en El Chopo (en sucursales del puerto de Veracruz) el costo es de 2 mil 399 si se adquiere en línea el servicio o de 2 mil 998 si se solicita directo en sucursal.

 

Otra opción es Salud Digna, que tiene cuatro sedes en los municipios de Xalapa, Boca del Río, Veracruz y Coatzacoalcos, y con costos de 950 por prueba PCR aunque el resultado se entrega en un lapso de 48 a 72 horas.

 

La importancia de las pruebas

Para el doctor Rafael Guerrero García, de Laboratorios Guerrero, ante la cuarta ola de contagios es necesario que la población se practique pruebas confiables, pues de lo contrario la circulación del virus es mayor y por tanto son más las infecciones. Dijo que mientras en las variantes previas una persona podría contagiar a dos más, con ómicron la cifra se eleva a 32 por cada persona con resultado positivo.

“Es de suma importancia, desafortunadamente las autoridades están dando señales diferentes, la variante actual es la ómicron y se caracteriza por su rápida capacidad de expansión y su menor tiempo de incubación. En las variantes iniciales una persona con covid contagia a dos más, en promedio, pero con la ómicron una persona puede contagiar a 32 y si no se detecta a la persona contagiada porque además una gran cantidad de esos pacientes son asintomáticos o con síntomas leves, pero no les quita el peligro de contagiar, ya repartieron la infección”.

 

Por ello, recomendó que quienes tengan síntomas sugestivos de covid, como fiebre, dolor de garganta, congestión nasal, debe hacerse una prueba y recordó que a partir del momento de contagio los síntomas empiezan entre el tercer y quinto día con la actual variante y la PCR es capaz de detectar la enfermedad desde antes de que presenten síntomas, incluso dos días antes.

 

El médico advierte que en Xalapa los laboratorios han comenzado a recibir hasta ocho veces más pacientes que buscan saber si tienen la enfermedad, y que la tasa de posteridad es de hasta 50 por ciento en las últimas semanas.

 

Ómicron no es la única cepa circulante

El presidente del Colegio de Medicina Interna del Estado de Veracruz, Alejandro Barrat Hernández, señala que es importante que se realicen las pruebas de covid-19 porque si bien se ha dicho que la variante ómicron presenta síntomas menos graves, esto no es del todo cierto en todos los casos, además de no ser la única variante que circula.

 

Señala que la variante Delta también está presente y por tanto hay posibilidades de agravamiento entre las personas que dan positivas, de ahí la importancia de un diagnóstico a tiempo.

 

“Todos los pacientes que tengan un proceso infeccioso respiratorio alto todos deben hacerse una prueba de detección covid, preferentemente PCR porque hemos visto con la nueva cepa que las pruebas de antígenos dan falsos negativos, sobre todo en los primeros dos o tres días. Aunque se ha dicho que la nueva ola es de no complicaciones eso es parcialmente cierto porque la cepa ómicron pero no está exenta de ella y aún hay cepa Delta circulando”.

 

Afirmó que la única forma de saber cómo se comporta la epidemia es a partir de las pruebas y sin hacerlas no hay manera de saberlo, con lo cual se genera un subregistro que es uno de los grandes retos que se tienen.

 

Además, Barrat Hernández pidió a la población acudir a laboratorios con experiencia, pues advirtió que se promocionan pruebas caseras inadecuadas e incluso en los laboratorios hay falsos negativos.

 

“Una persona que tiene síntomas debe mantenerse en aislamiento porque finalmente tiene una infección y si no es covid, es influenza o alguna otra y no es correcto que andemos regando infecciones por todas partes. Hay que mantenerse aislados, asumirse como positivos, esperar al cuarto día porque la posibilidad de que los antígenos salgan con falsos negativos es baja”.

 

Largas filas en farmacias para pruebas

A dos semanas de concluir el periodo vacacional de diciembre, en esta ciudad se vuelve a apreciar las filas de personas que aspiran un lugar en los laboratorios para realizarse el examen de antígeno de Covid-19.

 

Desde temprano comienzan a llegar los pacientes con visibles síntomas de fiebre, gripe, tos, molestias en la garganta, ojos rojos y cansancio, quienes de manera solitaria se forman en la fila hecha por los que llegaron primero.

 

A distancia, sobre la otra acera parados, sentados, o a bordo de automóviles los esperan sus familiares, que cumplen la función de acompañantes mientras que el enfermo espera con impaciencia su turno para ingresar al laboratorio.

 

Los aspirantes a las pruebas de laboratorio llevan puestos dos cubrebocas, gorro, pants, sudadera, chamarra, lentes oscuros, y tenis para aguantar la espera de las largas filas conformadas por más de 50 personas y que abarcan lo de una calle, o calle y media.

 

Por ejemplo, en la avenida Orizaba, dónde se ubica la Farmacia del Ahorro, donde se realizan pruebas de laboratorio para detectar el coronavirus, también se ve una larga fila de personas en espera.

 

Son alrededor de 20 pacientes que presentan las mismas características de malestar que el resto de los que esperaban en el otro laboratorio.

 

De acuerdo con la información de la secretaría de Salud de Veracruz, al corte del miércoles 12 de enero en Xalapa se tienen registrados 11 mil 301 casos confirmados; 1 mil 205 defunciones; y 1 mil 025 casos sospechosos.

 

En tanto que a nivel estatal se contabilizan 127 mil 532 casos confirmados; 15 mil 082 defunciones y 13 mil 558 casos sospechosos.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.