Enrique Alejandro Lagunes, se registra como aspirante a dirigir -de nuevo- al PRI municipal

• Señalan al DELEGADO distrital Hugo Aburto de favorecerlo con documentos para su registro • Militantes priistas están hartos de Enrique Alejandro, dicen que tiene secuestrado a su partido

A unas cuantas horas de que el dictamen de la comisión de procesos internos del Partido Revolucionario Institucional, se publique en estrados, un grupo de militantes de ese partido acudieron a esta redacción para señalar al delegado distrital en Misantla, Hugo Aburto Torres, quien al parecer desconoce los estatutos del partido que representa.

Señalaron que una vez que se levantó la mesa de registro el día domingo, a donde acudieron las distintas formulas que aspiran a dirigir los comités municipales de todo el distrito, en Misantla, uno de los aspirantes a dirigirlo comenzó a alardear que “-ese arroz ya estaba cocido”, pues el delegado le había dicho que contaba con la aprobación de los “altos mandos del PRI en Veracruz”.

“-No sabemos a quién se refería el profesor Enrique Alejandro Lagunes, pero estamos cansados que siempre como organizaciones del PRI, nos pidan las adhesiones candidatos que creemos pueden dirigir el partido en Misantla, con honorabilidad, y resulta que los delegados que llegan de Xalapa, que desconocen la historia y los grupos de la militancia priista, tomen decisiones que afectan al PRI, ya ve después del pasado proceso, gente valiosa como Rafael Córdoba Guevara, quien fue presidente del PRI, se fue y no regresó, porque no valoraron su trabajo al frente del comité y le dieron espacio a gente que ha llevado al PRI en Misantla, al fracaso. Ya ve ni regidor tenemos en esta administración”; dijo uno de los militantes del PRI, que pidieron no se publicara su nombre por temor a represalias políticas.

Y abundó “-el profesor Enrique Alejandro, se autonombra dirigente de los campesinos, es una persona caprichosa que ha tratado de tener secuestrado al PRI, desde hace muchos años, en enero del 2005, participó en el proceso interno a dirigir el comité municipal del PRI, compitiendo contra el licenciado Dámaso y Gonzalo Lavalle, en aquella ocasión el profesor Enrique Alejandro ganó el proceso interno y fue presidente del PRI, sin concluir su periodo, pues en el 2007 renuncio a la dirigencia municipal del PRI porque no le gustó el candidato que postuló el PRI estatal.”

 

Cabe señalar que, en el año de 2007, el candidato del PRI a la presidencia municipal fue el licenciado Álvaro Mota Limón, quien ganó con un amplio margen contra sus adversarios, pero como Enrique Alejandro pretendía que el candidato fuese el doctor Carlos Carballal Valero, se enojó y renunció al PRI, yéndose a operar políticamente a favor del PANAL, que en aquella ocasión postuló al profesor Gustavo Moreno Ramos. En esa elección Mota Limón, arrasó en las votaciones, teniendo una de las más altas votaciones de esos años”.

“-Enrique Alejandro Lagunes, regresó con el candidato del PRI, Ricardo Callejas, quien lo llevó como regidor en su planilla y cobró como regidor del PRI, sin que nunca aportara sus cuotas al partido en los cuatro años que fue autoridad, ahora quiere de nuevo ser regidor, y el delegado Hugo Aburto, lo aceleró que él va a ser, cuando en los estatutos del PRI quien ya fue presidente del PRI, no puede volver a serlo”, argumentan los quejosos.

Y mucha razón tienen, pues la redacción de El Chiltepín consultó los estatutos del PRI, y en el artículo 178, de los estatutos del PRI, en el Capítulo II de la Elección de los Dirigentes, Sección 3 de la presidencia y la secretaria de los comités, a la letra dice:

“… Artículo 178. Las personas titulares de la Presidencia y la Secretaría General electas para los Comités Ejecutivo Nacional y Directivos de las entidades federativas, durarán en su función cuatro años, y las electas para los Comités Municipales y de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, durarán en su función tres años, sin posibilidad de ser reelectos en ningún caso. En caso de vencimiento del período estatutario de las personas titulares de la Presidencia y la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional, y no se haya efectuado el proceso electivo para su renovación, el Consejo Político Nacional elegirá en un plazo no mayor a diez días una dirigencia provisional, misma que no deberá durar en sus funciones más de noventa días y al término de la cual deberá convocarse a la elección ordinaria respectiva…”

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.