En el ojo y la mente de los confinados, arte virtual contra el olvido

Las galerías mexicanas buscan ser creativasn y originales, y actúan con calma ante un ciberespacio saturadoQueremos mantenernos en la mente y en el ojo de nuestro público, de toda la gente, estar presentes en su cotidianidad en estos momentos difíciles, llegar a las más personas posibles para que no nos olviden. Que el espectador tenga un momento con algo bello, pero con historia e ideas detrás”, afirma la galerista Patricia Conde.

 

El arte es un bien que no es elitista, pues todos tienen acceso a él; sobre todo en estos tiempos de Internet, redes sociales y formatos digitales. Pero creo que ahora, a raíz del encierro forzoso motivado por la pandemia del coronavirus, el ciberespacio está saturado de obras de arte y debemos actuar con cautela”, agrega en entrevista la promotora especializada en fotografía.

 

Coincide con ella Julia Villaseñor, de la galería Kurimanzutto, dearte contemporáneo, quien añade que desean hacer “cosas bien pensadas, para no perdernos en la ola de información”.

 

La encargada de Comunicación del recinto ubicado en la colonia San Miguel Chapultepec, fundado en 1999, explica en entrevista por separado que “conocemos el impacto de lo digital y estamos explorando poco a poco nuevas posibilidades para presentar de manera virtual exposiciones, videos, recorrido, textos, artículos.

 

Sin embargo, también estamos viendo lo que sucede. Queremos proponer muchas cosas, pero nos interesa observar la reacción de la gente, pues muchas veces lo inmediato no es lo más adecuado”, indica.

 

Ambas gestoras piensan que, ante las casas cerradas, deben incidir a través del arte en el estado mental y el ánimo de las personas, “es algo muy importante y serio”, por eso “tenemos que obrar con calma y tranquilidad e incluso, en algunas ocasiones, saber guardar silencio”, dice Villaseñor.

 

A 15 días de que cerraron las puertas de sus locales y de trabajar desde su casa, creando contenidos y atendiendo asuntos administrativos, la mayoría de las galerías de arte de la Ciudad de México tienen exhibidas en sus portales y en redes sociales, como Facebook, Twitter e Instagram, las exposiciones de los artistas que ya tenían montadas físicamente; pero complementadas con herramientas como recorridos virtuales y visitas de 360 grados.

 

Por ejemplo, la Galería Patricia Conde, fundada en 2003, pero especializada en fotografía desde 2009, presenta Cemetery de Carlos Casas, So-Called Photography: Pandora de Belinda Garen y el online show París Photo New York 2020, que reúne fotografías de Kati Horna, Graciela Iturbide, Alejandro Cartagena y Laura Cohen, entre otros.

 

Conde detalla que, justo el 2 de abril, estaba programado el lanzamiento del legendario encuentro París Photo en Nueva York. “Era la primera vez que este festival especializado salía de Francia, pero se canceló. Nosotros llevábamos una curaduría importante, por eso la promoveremos.

 

La exposición virtual que ofrecemos ahora no consta de imágenes solas, sino que quisimos que se vieran los cuadros colgados, el trabajo de un montaje. Aunque la foto se presta mucho para presentarse en las redes sociales, preferimos que se aprecie una producción detrás”, señala.

 

Aclara que “una galería es un espacio para verlo de manera presencial, pues la experiencia que puedes tener frente a la obra de arte no es la misma de manera virtual. También la venta es un negocio de palabra de honor, cierras un trato con un saludo. Por eso nos ha afectado tanto esta pandemia”.

 

Por su parte, la Galería Kurimanzutto exhibe Siembra, una colectiva que tendría diversas entregas y que estaba a punto de abrir la segunda, pero la emergencia sanitaria no se los permitió.

 

Además, asegura Villaseñor, han solicitado a sus artistas testimonios de cómo han vivido la cuarentena. “Hemos subido videos de vistas desde el balcón, canciones, libros. Los hemos convocado, pero no queremos presionar a nadie, pues algunos sienten miedo, otros escepticismo”, añade.

 

Otros materiales que han puesto en línea son news letters, videos hechos entre 2000 y 2004, “para que la gente conozca la obra de nuestros artistas”.

 

Dice que también tuvieron que posponer, de mayo a septiembre, la inauguración de la exposición del artista filipino David Medalla (1942) en Nueva York.

 

Además de mantenerse cerca de su público, a las galerías mexicanas les preocupa el futuro, ante la incertidumbre de cuánto tardará la recuperación económica. “Entendemos que no somos prioridad, pero estamos preocupados porque ya nos habían quitado todos los apoyos a cultura y ahora será más severo.

 

Estamos luchando solos, el mundo está cerrado. Nadie va a proteger al arte. Por eso, debemos ser muy creativos y, además, pensar en los artistas, quienes tienen menos oportunidades de vender su obra”, concluye Conde.

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.