Consumo de mandarinas y naranjas podrían reducir la obesidad

 

 

Consumir naranjas y mandarinas podría ayudar a reducir la obesidad y a prevenir enfermedades cardíacas y diabetes, de acuerdo con n estudio publicado en el Journal of Lipid Research.

 

Lo anterior gracias a la nobiletina, una molécula contenida en las naranjas y mandarinas.

 

Los especialistas de la Western Western University de Ontario en Canadá dieron a ratones una alimentación con dieta alta en grasas y colesterol, con lo que demostraron que los que recibieron esas sustancia eran más delgados y tenían niveles reducidos de resistencia a insulina.

 

Explicaron que al suministrar la molécula a los roedores que tenían síntomas negativos de obesidad, descubrieron que la nobiletina se puede utilizar para revertir dichos síntomas.

 

Aunque aún no han logrado determinar cómo funciona la molécula, los resultados son importantes ya que demuestran que la nobiletina no interfiere con otras sustancias que se ocupan en tratamientos como, la diabetes.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.