Con la variante Delta en ascenso, se debe plantear si vale la pena regresar a clases presenciales

Con la variante Delta del COVID-19 en pleno ascenso, se debe analizar bien el regreso a clases presenciales, pues hay que recordar que los menores aún no han sido vacunados y muchos padres de familia siguen sin recibir la inmunización, destacó el pediatra neonatólogo

“No se trata nada más de que regresen o no, se trata de que si regresan en las condiciones en las que no encontramos ahorita, con una tercera ola de la variante delta en pleno ascenso, con niños que no están vacunados y muchos papás que aún no están vacunados y muchas incertidumbres”, dijo.

Advirtió que se deben tomar en cuenta los daños que el COVID-19 pueden dejar en los menores a corto y largo plazo, pues no se sabe si las secuelas puedan ocasionar en ellos problemas cardiacos, diabetes temprana, problemas del neurodesarrollo, etc.

“Los niños si se enferman, se enferman graves, pueden ser intubados, hay niños que han fallecidos y no solo eso, las complicaciones a mediano plazo, tenemos el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica en donde vemos que los niños después de una enfermedad del coronavirus, van a hacer síndromes de inflamación sistémica y también pueden morir por esas complicaciones, entonces no es tan sencillo”.

Por lo anterior, propuso la aceleración de la vacunación en toda la población y que las autoridades sanitarias aprueben la aplicación de la dosis en menores de 12 años, como ya lo hacen países como Estados Unidos, con la vacuna de Pfizer.

Evitar aglomeraciones, usar adecuadamente el cubrebocas, medir Co2 en las aulas para mantener los espacios por debajo de las 700 partículas por millón, mantener buena ventilación y lavar las manos constantemente, ayudaría significativamente a reducir el riesgo de contagios durante el regreso a clases.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.