Celebración de la semana santa en Iglesia de Orizaba será virtual

*”Muchos fieles católicos en distintas partes del mundo ante Jesús eucaristía se mantienen fieles en la oración”

El Vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, puntualizó que la Iglesia Católica celebrará una Semana Santa Histórica, debido al contexto del coronavirus que está afectando a muchos países donde los cristianos celebran los misterios de la pasión, muerte y resurrección, uniendo a familias y atendiendo las indicaciones de las autoridades civiles y eclesiásticas.

 

“Vamos a vivir una Semana Santa histórica como le está viviendo todo el mundo, en el cambio de la economía, de las planeaciones del descanso, que también se tenía durante el tiempo de Pascua y creo que esto nos está invitando a reflexionar, para poder descubrir lo esencial, para poder aprovechar el tiempo en familia, que de repente, ante el frenesí de la vida cotidiana no se tenía”, afirmó.

 

Enriquez Baez dijo que el exhorto que se le hace a la comunidad católica, es a reconocer a Jesús como el mesías y Salvador que puede alegrar los corazones en estos momentos de incertidumbre y aliviar este sentimiento, a confiar que mediante su intercesión de su Madre la Virgen María aliviar la salud de los enfermos.

 

“Muchos fieles católicos en distintas partes del mundo ante Jesús eucaristía se mantienen fieles en la oración ante los religiosos y los que viven monasterios, los laicos que aún en la cuarentena y en el encierro están reconociendo a Jesús, como Señor; por otro lado, el incluir la pasión de nuestro señor Jesucristo, según San Mateo en este domingo, como correspondía también nos recuerda que el creyente debe estar consciente de que el Señor, nos ha invitado a participar de su cruz, el que quiera ser mi discípulo que tome su cruz y me siga”, afirmó.

 

Recordó que debido a la contingencia, se deben seguir las indicaciones que la Conferencia del Episcopado Mexicano, la Diócesis y las autoridades civiles, en donde se señala que los oficios y las eucaristías siguen siendo realizadas en modo privado es decir, no se abren a la participación de los fieles para proteger de cualquier tipo de contagio y solamente se van a realizar con las personas que se requieren para efectuar algunos de los servicios en la misa y las personas podrán seguirse a través de la radio, la televisión y las redes sociales.

 

El vocero diocesano recordó que en otros tiempos, la iglesia se ha tenido que adaptar a las condiciones especiales como fue el caso de Europa y Estados Unidos también hubo condiciones así en la Segunda Guerra Mundial; en el caso de nuestra región por la peste que azotó a finales del siglo 19, incluyendo la persecución religiosa y el cierre de templos.

 

En otro orden de ideas, Enríquez Báez subrayó que la situación de salud de médicos y enfermeras es grave, ya que se encuentran vulnerables por la falta de insumos para enfrentar la pandemia del Covid-19.

 

Por lo que insistió en que las instituciones de salud pública deben de otorgar los insumos necesarios para que también estén bien resguardados a estas personas que asumen su vocación de salvar vidas.

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.