Artista ruso se aísla en galería con un canario como compañía

Cuando una galería de arte del sur de Rusia cerró sus puertas para ayudar a frenar la propagación del coronavirus, el artista Sergei Pronin pidió aislarse allí en lugar de abandonar su lugar de trabajo.

Pronin acababa de comenzar a trabajar como administrador en la Galería Pushkin cuando se impuso la cuarentena. Obtuvo un permiso para quedarse y ahora pinta, duerme, cocina y hace ejercicios junto a un único compañero: un canario llamado Hertz.

 

“Pensé que sería interesante trabajar en una serie de pinturas sobre la Galería Pushkin”, dijo Pronin, de 31 años, quien desde el 28 de marzo ha pasado sus días creando arte en el sitio ubicado en la ciudad Zheleznovodsk, en la región de Stavropol.

 

Terminó de pintar una vista de la galería y ahora está trabajando en una pieza dedicada al poeta Alexander Pushkin, que dio nombre al lugar y cuya escultura se presenta como pieza central de su exposición principal.

 

“En el futuro cercano quiero pintar a Isadora Duncan bailando en el escenario de la Galería Pushkin”, dijo Pronin, refiriéndose al momento en que la bailarina estadounidense actuó allí a principios de la década de 1920.

 

Pronin, quien hace ejercicios aeróbicos y estiramientos diarios en una de las varias salas de la galería, dijo que planea quedarse allí durante la cuarentena que actualmente está en vigor en Rusia hasta el 30 de abril.

 

Los museos y galerías forman parte de los lugares y negocios que cerraron en un esfuerzo por contener el coronavirus, que registra 47.121 casos y 405 muertes en el país.

 

La galería abovedada, que abrió en 1902, funcionó como hospital militar por un breve período durante la Segunda Guerra Mundial y ahora alberga pinturas de artistas locales y tiene un escenario para conciertos y representaciones teatrales.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.