Analizan la obra de Jacques Tourneur

*Chris Fujiwara ofreció una conferencia magistral sobre el director de cine Por Cristóbal Torres

México, 11 de marzo (Notimex).— En el Centro de Capacitación Cinematográfica, dentro del marco de la décima edición del Festival de Cine de la Universidad Nacional Autónoma de México (FICUNAM), se llevó a cabo la conferencia magistral “Entre sombras: un acercamiento a la inquietante mirada de Jacques Tourneur”, a cargo del investigador, Chris Fujiwara, autor del libro intitulado Jacques Tourneur: The Cinema of Nightfall. Inició mencionando que su propósito sería demostrar que el director francoestadounidense era diferente del resto de directores pertenecientes al periodo clásico de Hollywood, “él no era como John Ford o Howard Hawks, su marca no fue un estilo visual”.

 

Dentro de las principales características en la obra de Tourneur, Fujiwara destacó que no existe una diferencia entre el tema de sus películas y el estilo de filmarlas, “todo está incluido en el mismo arte de la dirección”. Destacó también que sus películas se distinguen por construirse a partir de dualidades como la enfermedad y la cura; la religión y la ciencia, al punto de resaltarlas en las historias. Dentro de los diversos géneros que dirigió, Fujiwara consideró que se trataba de investigaciones, “sus westerns eran una aproximación a la comunidad; sus películas de terror eran un estudio sobre cómo surge el miedo y es explotado por los poderosos para mantener su poder”.

 

El investigador presentó fragmentos de las siguientes películas de Tourneur para después analizarlas y ejemplificar su disertación: Berlin Express (1948), Out of the past (1947), The leopard man (1943), Canyon Passage (1946), Cat People (1942), Nightfall (1957), Night of the Demon (1957) y Stars in my crown (1950), “esta última fue una de sus favoritas que sí quiso hacer, otras eran sólo asignaciones”.

 

 

Fujiwara explicó que tres factores podrían determinar el estilo de este cineasta: la complicada relación con su padre, el director Maurice Tourneur, “uno de los primeros directores franceses en alcanzar reconocimiento”; su dirección actoral donde silenciaba los pasos de sus histriones y les pedía que hablaran entre sí en voz baja; y su posición de marginado en la industria, “no pertenecía al círculo social de Hollywood y eso probablemente fue una decisión profesional que le pudo costar”.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.