Ajedrez

Ajedrez

Por. José Prigadaá Andrade.

 

*En buen lio se metió el gobierno por la detención de José Cárdenas

 

“Esto es lo que me gane por decir las cosas en contra del gobierno del estado, esto es lo que me gane por luchar por ustedes, es por eso que me acusan que yo tengo que ver con algo, soy una persona con principios y valores”, con estas palabras ingreso José Cárdenas, a las celdas del reclusorio de Papantla.

 

El reportero de la empresa (la Opinión de Poza Rica”, y del portal (al Calor Político) es señalado de participar en el asesinato de la periodista María Elena Ferral Hernández, la cual fue ejecutada el 1 de abril de este año, antes de las 2 de la tarde en una calle céntrica del municipio papanteco.

 

Hay que destacar que en las últimas 48 horas, la Fiscalía del gobierno del estado ha detenido también a un regidor del ayuntamiento de Papantla, el cual fue identificado como Efraín Rivera Hernández, quien se presume, es uno de los autores intelectuales del crimen cometido en contra de la periodista, así como también 3 personas más que ya se encuentran en el reclusorio, junto con el comunicólogo.

 

Cabe señalar que en el momento que se detiene al funcionario municipal, este portaba una pistola de grueso calibre, misma que le fue confiscada por los detectives de la policía ministerial.

 

Familiares y amigos de José Cárdenas, señalan que la captura del periodista se debe a una venganza política por parte de la administración de Cuitláhuac García Jiménez, ya que el periodista era uno de los que criticaba fuertemente el proceder del gobierno de MORENA en el estado de Veracruz.

 

Hasta el momento la titular de la Fiscalía del Estado de Veracruz, se mantiene callada, guardando toda secrecía sobre este tema, y no es para menos, ya que debe de andar con paso firme para no salir embarrada en este caso, dado que si no tiene prueba alguna que sostenga la privación de la libertad del reportero, sin duda alguna la administración que encabeza Cuitláhuac García Jiménez, tendrá muchos problemas, y la dependencia perderá toda credibilidad ante una sociedad sedienta de justicia.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.