Ajedrez

Ajedrez

Por. José Prigadaá Andrade

 

*El sueño de Herculano

 

Ayer por la tarde, frente a la casa de todos ustedes, me encontré a mi compadre Herculano, preocupado por la situación del coronavirus que se está viviendo en México, ya que es un hombre de 45 años de edad, diabético, hipertenso y sin seguridad social alguna que lo pueda ayudar en caso de contagiarse de este mal que ha provocado más de 300 mil muertes en el mundo, y tiene a tres millones contagiados.

 

Me dice Herculano, que a finales del mes de abril, en una noche calurosa, soñó qué el emperador mandaba a traer a sus lacayos para decirles que por órdenes del supremo, tenían que ponerse ya a trabajar, y dejarse de andar haciéndose pendejos, ya que podrían perderlo todo en la cosecha que viene.

 

Con las manos llenas de sudor, me explica mi compadre Herculano, que el gran emperador les dijo a los representantes de las asambleas, que ancina se dejen de andar de novios y novias en sus regiones, y que pongan a trabajar a los tontos que recomendaron en puestos estratégicos, y que hasta el momento de nada han servido para fortalecer el imperio del “Mesías”.

 

Explica Herculano, que después de este mandato, los representantes de asambleas, recomendados y  novias y queridas, se le pegaron al gran  “Calderosin”, para gorrearle los presentes que ya comenzaron a repartir en aquellos pueblos de hambre y pobreza que nunca habían visitado.

 

Con lágrimas en los ojos, Herculano, dice,  “Es un sueño que se convirtió en pesadilla, al ver que la gran “calzonzin” de inmediato llamó a su adorado “Palomo”, el cual está más quemado, que los pies de Moctezuma, lo que le da como augurio la caída del gran imperio del Mesías”. continuará.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.